Pixelata de PhotoAlquimia. La Bienal Iberoamericana de Diseño y el reciclaje

Todos conocemos a alguien que, cuando ha vuelto de Berlín, nos ha contado el exitoso método de reciclaje del país germano. Por lo visto, unas máquinas en el supermercado aguardan hambrientas a que el usuario introduzca en ellas botellas y demás envases reutilizables. Tras ser contabilizadas, el ciudadano es recompensado con un ticket equivalente a una cuantía económica que poder consumir en dicho supermercado o cobrar en efectivo. Más comúnmente conocido como Pfand (depósito), esta medida ecologista convive con el pueblo alemán desde que se implantara en 2003 -y ha logrado que se recuperen un 99% de los envases producidos-.

Pixelata de PhotoAlquimia. La Bienal Iberoamericana de Diseño y el reciclaje

En España funciona un sistema municipal de recogida selectiva de envases. Cada español genera una media de 448 kg de residuos en ámbitos urbanos, de los cuales, la mayor parte, quedan entremezclados y contaminados con productos orgánicos por la falta de motivación y concienciación por el reciclaje. Sin embargo, las latas de bebidas son de acero o de aluminio, en ambos casos materiales duraderos que pueden reaprovecharse indefinidamente ya que no pierden calidad. Además, en el reciclado de metales, se ahorra entre el 70 y el 95% de la energía, agua y demás materias, o eso dicen Cada lata cuenta, programa de educación ambiental que concentra su propósitos en darle nuevos usos a botes de bebidas.

Pixelata de PhotoAlquimia. La Bienal Iberoamericana de Diseño y el reciclaje
Pixelata de PhotoAlquimia. La Bienal Iberoamericana de Diseño y el reciclaje

Promovido por Can Beverage Makers Europe y desarrollado en España por la Asociación de Latas de Bebidas, el programa procura, básicamente, aumentar el aprovechamiento de dichos envases fuera del uso doméstico. Para ello, incluye colaboraciones con empresas mediante un sistema de recogida de latas en oficinas, hostelería y eventos; así como también desarrolla actividades de sensibilización.

Pixelata es uno de sus proyectos más recientes, que despliega de la mano del estudio de diseño PhotoAlquimia. Un ambicioso reto para la celebración de la Bienal Iberoamericana de Diseño. Street-art, concienciación medioambiental y participación vecinal se funden en la ideación de una actividad interactiva que, durante cinco días del mes de Diciembre llevaron a 20 participantes y estudiantes de diferentes escuelas de diseño de Madrid a darle un uso creativo y alternativo a los desechos cotidianos. ¿El resultado? Un buen mascarón de proa que daba el salvoconducto para entrar en la exposición de la Bid_18 de la Central de Diseño de Matadero.